viernes, 9 de enero de 2015

Guido Girardi que se sepa



Los antecedentes para presumir que su conducta en el cargo sería impropia eran conocidos por todos.

Y qué decir acerca de su irresponsable declaración (abril de 2009) de que la Gripe AH1N1 en Chile: “fácilmente podría dejar 100 mil muertes”, causando el pánico ciudadano.. Ha usado la testera del Senado para boicotear al Gobierno en cada oportunidad que ha podido, tanto dentro como fuera del país..Ha propuesto desde su elevada tribuna las cosas más confrontacionales posibles con el objeto de obtener pequeñas ventajas políticas por sobre el bien común: aprobar toda clase de abortos, boicotear la ley corta de Isapres, llegando al extremo de respaldar, incluso impedir que se tramiten leyes, como por ejemplo dificultar la tramitación de leyes de educación e incluso bloquear la tramitación de la Ley Presupuestaria, cosa que le costó la vida al Presidente Balmaceda hace más de un siglo.



Girardi, en lugar de hacer lo que el sentido común y su condición de Presidente le ordenaban, decidió, avalando la toma y haciéndose cómplice de ella, no desalojarla. “No voy a aceptar jamás que a la sede del Congreso en Santiago ingrese Carabineros como ingresaron ayer (miércoles) en la Cámara de Diputados” .

Guido Girardi aseguró en 2009 que 100 mil personas podrían morir debido al contagio con la gripe AH1N1.Leer más en la columna: Girardi y las facturas falsas

Su bandera de lucha era la defensa del medio ambiente y la salud lo que le permitió tener acceso a los medio y crear una imagen de político cercano a la gente.En mayo del año 2002, utiliza fondos de la presidencia de la cámara de diputados para enviar 25 mil cartas para favorecer su candidatura en las elecciones del PPD

Como ya hemos visto en estas páginas, mientras la Concertación se hunde en lo más profundo del abismo político, un vástago de estos 20 años comienza a instalarse como gran paladín. . Básicamente, por un acuerdo cupular, tan característico en estos tiempos de democracia y consensos, entre partidos de su coalición.

Pura imposición, pero ¿por qué millones de chilenos tendríamos que validar un acuerdo tomado entre cuatro paredes?, La primera cualidad por la cual un político debe luchar es la honestidad, es decir, la ausencia de contradicciones y discrepancias entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Y no solo se debe ser honesto sino que parecerlo. La ignorancia no es una excusa para no hacer su trabajo. No es bueno para la política que los que participan en ella oculten sus convicciones o que se declaren “independientes”, sin afiliación. Estas barreras generan miedo, pero, el coraje es la capacidad de sobreponerse a dichos miedos y perseverar con la acción que se pretendía realizar. Ellos, no tienen un conflicto entre lo que es conveniente y lo que es correcto. Y el que pierde es el Senado que rebajará aún más la evaluación pública.

0 comentarios:

Publicar un comentario